Volver a ¿Qué pensamos?

Tiempo, Incertidumbre y Expectativas

A los inversores individuales les resulta muy costoso hacer inferencias de cuáles serán sus rentas y sus necesidades financieras a largo plazo, y además que la temporalidad y la incertidumbre constituyen la esencia misma  de las finanzas; sin ellas no se conciben los mercados financieros.

Hablando de que harán los inversores panameños con los USD 1,000 (de tenerlos disponibles) para comprar acciones de en el mercado doméstico de valores o de llegar a concretarse la oferta de acciones de empresas mixtas (ya privatizadas), entre dejar el dinero en su cuenta de ahorro al 1% o decidir comprar y esperar los dividendos en algunos casos superiores al 6% anual. ¿Usted por cual decidiría?, teniendo que en cuenta que los dividendos son variables, y que adicional a este, el precio de la acción puede subir o bajar. Pero si usted es solo rentista y se siente cómodo con el riesgo de la empresa, cual opción tomaría? O más aun en la posibilidad de comprar Bonos del Aeropuerto Internacional de Tocumen (AITSA) al 5.75% anual pagaderos trimestralmente, y que tienen amortizaciones de capital a partir del 6to. ano, pero que se negociaran a partir del día 9 de octubre en la Bolsa de Valores de Panamá, es decir, que lo podría vender en cualquier momento en caso de necesitar liquidez.

Dejarse llevar exclusivamente por la idea de obtener una alta rentabilidad sin considerar la probabilidad de obtenerla (el riesgo), cuando no existen reglas fijas de lo que va a ocurrir, sino estimaciones probabilísticas que son difíciles de visualizar para la gente de la calle e incluso los inversores avezados.

La incertidumbre que rodea siempre a los mercados hace que las herramientas de análisis y predicción disten de ser exactas, y la volatilidad cuestionaría la consistencia del conocimiento financiero o, lo que es lo mismo, aumentaría la sensación de carencia de conocimiento válido.

Ahora bien, mientras que en mercados como el inmobiliario los retardos en efectuar las transacciones pueden amortiguar los efectos de un aumento de la oferta, en el financiero no existen tales retardos.  Tal como hemos comentado, el seguimiento de los principales mercados mundiales, el análisis de oportunidades financieras y la ejecución de órdenes se realizan de forma (casi) instantánea.

Es por ello que debemos empezar a invertir solo en los Títulos Valores que podemos entender, que conocemos la actividad de donde el Emisor genera los ingresos para pagar intereses (Bonos), dividendos conocidos (acciones), que conocemos al Asesor/Corredor que nos atiende, y quien custodia nuestros ahorros en forma de inversión.

Muchas veces debemos aprender a leer a quienes opinan a favor y a quienes opinan  en contra de una idea, para luego, pensar qué interés tiene cada uno en hacer que su visión se haga común. La mía personalmente es que debe haber un Mercado de Valores que incluya a todos, que todos puedan invertir sin discriminación por el tamaño de inversión, y para ello, deben haber Títulos Valores que coticen y Emisores que quieran dejan a otros participar de su empresa y sus rentabilidades.