Volver a ¿Qué pensamos?

¿Qué es la Democratización del Capital?

Se conoce como DEMOCRATIZACIÓN DEL CAPITAL al proceso de inclusión de los ciudadanos de un país al capital accionario de las empresas que hacen vida y generan riqueza. Este proceso, como dije, de inclusión, permite a todo el que quiera poder tener un pedacito de las utilidades del resultado financiero de una empresa.

En Latinoamérica se ha desarrollado este concepto a partir de lo que se conoció como The People`s Capitalism, en la administración de la ex primera ministra británica Margaret Thatcher, para darle eficiencia al Estado y propiedad a los trabajadores mediante la posibilidad de compra de acciones de los principales monopolios que en su momento vendió e incluyó a los pequeños inversionistas.

En Panamá, en los últimos años, la penetración de empresas colombianas en el sector financiero, industrial y comercial se ha hecho evidente, y podría asegurarles que esta posibilidad ha sido posible gracias al desarrollo del mercado de valores colombiano, a partir de un hecho que ha involucrado en una solo empresa a más de un millón de accionistas, la cual fue democratizada en la administración del Presidente Alvaro Uribe Vélez: me refiero a Ecopetrol.

Esta pequeña empresa en el 2006 lidera la capitalización bursátil del país vecino en USD 122 mil millones, seguido por Bancolombia con USD 14.2 mil millones y cuya Asamblea de Accionistas aprobó una nueva emisión de acciones para ser ofertada en Colombia y USA para hacer frente a su reciente compra de HSBC Panamá por USD 2.1 mil millones.

Los principales inversores compradores de acciones en la Bolsa de Colombia, según su informe al 28/02/13 publicado en su página web www.bvc.com.co han sido: Sociedades comisionistas de Bolsa 20.16%; personas naturales colombianas 18.66%; extranjeros 16.57%;  fondos de pensiones y cesantías 13.18% sector real, fondos mutuos, seguros, fiduciarias, y hasta cooperativas de ahorro y crédito. Si restamos la clientela institucional podemos confirmar que son los colombianos a través de sus mecanismos de ahorro voluntario y no voluntario quienes están activamente invirtiendo en las empresas colombianas, muchas de ellas ya consideradas Multilatinas.

Los inversionistas colombianos (más de 1 millón) son los que realmente están comprando las empresas en Panamá y en la región, pues serán ellos los que recibirán a partir de ahora, los retornos sobre la inversión hecha por la Gerencia de cada una de esas empresas colombianas en suelo panameño. Al igual que son los accionistas de Cable & Wireles listada en Londres los que reciben los retornos sobre su inversión más preciada Cable & Wireless Panamá.

¿Podremos llegar a ver este tipo de cosas en el mercado local? Con confianza y educación bursátil es perfectamente posible, sumada a la voluntad política de querer transferir las acciones de sus empresas mixtas o abrir exitosas empresas públicas a los panameños, y que estos pueden obtener de manera directa beneficios de los retornos de estás, porque si el país crece a ritmo de 10% anual, es solamente posible porque las empresas están creciendo a ese ritmo o más, porque la inversión extranjera esta viendo la oportunidad, y esa inversión extranjera en su enorme mayoría son empresas que están listadas en la Bolsa de sus países de origen, y por ende tienen a miles o millones de accionistas detrás.

La Democratización del Capital es la mejor alternativa para lograr una clase media en ascenso al ritmo de las oportunidades que el país brinde, apoyar a sus buenas iniciativas empresariales, haciéndolas más transparentes, confiables, y apoyando  dentro y fuera de sus fronteras iniciativas relativas a mejorar su rendimiento y eficacia.

Se debería invitar a los panameños a formar parte de cualquier iniciativa que pretenda la explotación de recursos naturales, a través de empresas con la suficiente experiencia internacional para hacerse de las concesiones y que compartan de manera directa con los dueños originarios de dichos recursos los réditos de dicha explotación. Hace falta además de voluntad política panameños dispuestos aportar sus ahorros para iniciativas empresariales.

Santiago Fernández Castro

Fuente Cafebursatil.com