Volver a ¿Qué pensamos?

Panamá, la tacita de plata

“Panamá está de moda en estos días”: de esta manera empezaba un artículo, de este mismo autor, para la Revista América Economía de octubre del 2011, y desde entonces este pequeño pero gran país del istmo centroamericano no ha dejado de estarlo; por tercer año el aumento del PIB del 10.6% fue el mayor de la región, y así su PIB per cápita el cuarto de América Latina. Al igual que Colombia, Perú, Chile, México y Brasil, Panamá tiene grado de inversión BBB perspectiva estable (Standard&Poor’s), sin embargo, existe una gran tarea por hacer que el resto han trabajado y con mucho éxito por cierto: desarrollar el mercado de valores local. Panamá podría convertirse en el verdadero HUB de Valores de la región pues tiene a su favor el uso del Dólar Estadounidense (USD) como moneda funcional, que es la moneda de ahorro común al resto, con un Centro Bancario líquido, conservador y que, por disciplina auto impuesta al no tener un proveedor de último recurso (Banco Central), sorteó con una pasmosa facilidad la delicada situación del 2007-2009; a su vez, posee un sistema taxativo territorial y un régimen de secreto bancario diligentemente custodiado. El país cuenta con potenciales Emisores como son las importantes empresas de muchas áreas de la producción y servicios que se han desarrollado en las últimas décadas y que aún permanecen en manos panameñas, 100 multinacionales como sedes regionales instaladas ya en Panamá, las empresas mixtas en las que el Estado panameño es accionista y las Multilatinas.

Hoy en día los grandes emisores latinoamericanos ya empiezan con mucha diligencia a realizar emisiones globales emitidas en otros mercados líquidos, por ejemplo: empresas mexicanas emitiendo en su moneda local o en dólares americanos, pero también emisiones de otras naciones en pesos colombianos y en soles peruanos, o pesos chilenos, es decir, emiten donde exista dinero disponible para invertir y con tasas de interés convenientes.

Igualmente empresas exitosas de Colombia, Chile o Perú haciendo lo propio. Todas estas emisiones en monedas extranjeras requieren inmediatamente de un Banco de Inversión para hacer un cross currency swap para eliminar el riesgo de tipo de cambio para el momento del pago de intereses y del capital de la Emisión en la moneda del país donde se emitió.

Un ambiente regulatorio y normativo aún por mejorar las condiciones que faciliten y generen la confianza, para dar la bienvenida a Emisores regionales, y a capitales disponibles en USD de todos los latinoamericanos para invertir en Títulos Valores emitidos en Panamá y, en muchísimos casos, de empresas conocidas por ellos por ser marcas importantes en sus países de origen.

Panamá no cuenta con un Sistema de pensiones privado o mixto al igual que esos países que se constituyen en el principal agente de inversión a largo plazo, pero cuenta con un arma aún mayor que es la moneda de ahorro de todos los latinoamericanos, a costos mucho menores que emitir en USA, y en otros países de la región

Panamá además cuenta con sobrada experiencia de sofisticados HUBs, como son el HUB de mercaderías de la Zona Libre de Colón (el segundo del mundo), el de COPA Airlines con 65 destinos en 29 países y la más eficiente de la región y una de las mayores del mundo, y la joya de la corona: el Canal de Panamá, por donde a partir del 2015 se espera triplicar el número de toneladas métricas en 10 años, lo que permitirá maximizar su contribución en regalías al Estado panameño para el 2025, contribuyendo a fortalecer su recién estrenado Fondo de Ahorro de Panamá (FAP) que tendría más de USD 5 mil millones, y que en su momento podría ser un importante participante en el Mercado de Valores doméstico en títulos valores que le representen liquidez, seguridad y rentabilidad.

Así de brillante es la oportunidad presente para este pequeño mercado. El desarrollo de un mercado de valores bien estructurado, regulado y abierto, no será barrera sino oportunidad para incorporar intermediarios bien capitalizados, muy experimentados, organizados y con la visión de trabajar por el desarrollo de una plaza, hoy totalmente desaparecida de los mapas regionales de capitales, a fin de florecer como la emergente plataforma de inversión y fondeo de muchas corporaciones latinoamericanas. Significaría que los extranjeros que adquieran títulos en Panamá dinamizarían no sólo el sistema de valores, sino también el bancario.

Significaría más actividad para las 57 casas de valores independientes, 15 casas de valores subsidiarias de bancos establecidos y 9 bancos establecidos con licencia de casas de valores que operan en Panamá, y que las casas más importantes de Ciudad de México, São Paulo, Bogotá, Lima, Santiago y Buenos Aires abrirían sucursales o corresponsales en el corazón del Centro Bancario panameño.

Mucho es el trabajo, grande la oportunidad, y es muy excitante ser parte de una historia que está por comenzar, la posibilidad de participación masiva de clientes locales y extranjeros comprando títulos en dólares estadounidenses, atrayendo mayor liquidez al Centro Bancario, dinamizando una industria nueva, aumentando la recaudación del impuesto de traslado de bienes materiales y servicios (ITBMS), impuesto a los dividendos pagados (sólo del 5% si las ganancias provienen de fuentes extranjeras, está relacionado a la exportación u otras leyes específicas que eximan de pagar el impuesto.

Al igual que bauticé la columna de ese entonces, inauguro mi contribución a esta página www.cafebursatil.com que pretende ser una referencia didáctica, documental y experta de lo que es actual en el Mercado de Valores de Panamá, y una referencia para quienes se muestren interesados en conocer lo que está ocurriendo, o de informarse de lo último que impacte en los mercados de valores local, regional o global, contado por expertos de años de experiencia, trades ejecutados, clientes satisfechos, y pérdidas a cuestas que permitan dar con propiedad referencia de qué riesgos se estarían tomando, para cualquier tipo de inversionista en momentos determinados, sobre inversiones actuales. Café Bursátil no pretende ser una página de recomendaciones de compra y venta en principio, pero si, una ventana del conocimiento bursátil pionera en Panamá y en la región.

La Democratización del conocimiento bursátil se toma con café, donde el latinoamericano definitivamente es el mejor, y en Panamá tenemos el geisha a USD 1,500 la onza… puesto en Japón.