Volver a ¿Qué pensamos?

La óptica de un Financista sobre el Centro Bancario de Panama: José Abbo

He recibido una copia de su manuscrito el cual reconoce el conocimiento que sobre la materia tiene mi colega y amigo personal José Abbo. Con José nos unen varias cosas en común, fuimos colegas por un año en SFC Investment donde compartimos visiones de como desarrollar el mercado de valores de Panamá y crear el Hub de valores de la región, los procesos de Democratización de Capital que tanto le conviene hacer a este país, y los activos que hoy dispone el Estado y que podrían ser la semilla que permitiría el desarrollo de este mercado.

Entrando en materia. José Abbo describe con una didáctica propia de un catedrático de su nivel, los conceptos de Centro Bancario y Centro financiero. La historia del Centro Bancario de Panamá desde la Ley Bancaria de 1970. La influencia positiva de las filiales de los Bancos internacionales que no solo capitales atrajo, sino la transferencia de conocimiento a miles de panameños, de procesos y experiencias de las principales plazas financieras del mundo. El crecimiento del crédito como porcentaje del PIB al 78% del 39% del año anterior y en los anos 80 como centro de negociación de divisas y metales preciosos, son muestras del exitoso Centro bancario de la época.

La economía dolarizada desde 1904, el libre movimiento de capitales a través de los Bancos de la plaza, y las exportaciones de servicios, resguardan la economía panameña de choques de la balanza de pagos, gracias a que la moneda funcional es la de reserva del mundo.

En el 2008 tras la crisis financiera global, Panamá y su centro bancario resintieron los coletazos, con la suspensión temporal de líneas de crédito de corresponsales internacionales, que afecto el crédito interno y por ende la caída del PIB del 12% en el 2007 al 3.8% en el 2009. La crisis y sus consecuencias directas al financiamiento estatal a Bancos, hizo que varios Bancos internacionales vendieras sus oficinas de Panamá o simplemente cerraran sus operaciones. Al mismo tiempo los Bancos panameños repatriaban capitales al Banco Nacional de Panamá.

El Centro Bancario Regional y las citas que varios expertos que José Abbo menciona en su relatoría, hablan de que la fortaleza del Centro Bancario se basaba en la presencia de Banca Internacional en Panama, al hacer alusión a que los prestamistas de último recurso, el cual no existe en Panamá por no tener moneda propia y por ende Banco Central, eran los Bancos internacionales presentes en el país, que al tener fácil acceso a capitales internacionales de bajo costo, lo podrían traer al país y proveer de liquidez directa e inmediata al sistema local.

En nuestros días, según el informe del Fondo Monetario Internacional, los activos extranjeros del Centro Bancario Panameño, como prestamos y depósitos están y son de clientes de Latinoamérica, lo que se refleja a su vez con la fuerte presencia de Bancos de esos países en Panamá, especialmente controlados por la banca colombiana.

José en su informe opina del riesgo que supone para Panamá dicha exposición, toda vez que los países de donde provienen dichos bancos, pueden en el futuro tener problemas con sus monedas por flujos de salida de capitales extranjeros, una vez que la tendencia de las tasas bajas cambie a partir del 2016, y la alta exposición de la banca local a activos financieros de la región + 60% al cierre del 2012. Al ser percibidos como Centro Bancario Regional y no internacional, él sugiere que la percepción cambiara en torno al riesgo y al costo que sobre las tasas de referencia lo cual podría en principio verse así, si los activos totales del sector bancario de Panamá estuvieran como supone expuestos a ese riesgo de concentración y generar un riesgo sistémico.

Sobre este punto es donde le comenté a mi amigo José que no le comparto por lo siguiente. La banca colombiana hoy en día gran participante a través de sus largas adquisiciones en la banca local (HSBC, BAC, BBVA, Bancafé), es sin lugar a dudas una de las mejores desarrolladas banca a nivel de la región, su fortalecimiento patrimonial en la última década, vino de la mano de dos factores fundamentales: el crecimiento económico de Colombia, y el acceso a los mercados de capitales, donde solamente a nivel local, todas estas adquisiciones han sido posibles gracias a este segundo punto. Si entendemos que los mercados de capitales a través de sus analistas son muy inquisitivos en la manera de revisar sus análisis macros y micros, podemos entender que estamos hablando que hay muchos ojos (internacionalmente hablando) que están de cerca viendo los riesgos implícitos de las operaciones que realizan dichas entidades financieras, sobre todo Bancolombia quien es un activo participante de los mercados internacionales en Bonos y tiene sus acciones listadas en Wall Street, que ningún otro banco local ha realizado hasta ahora.

En mi personal opinión, estas inversiones realizadas fuera de Colombia representan para los inversionistas de dichos bancos, una cobertura de capital por justamente estar no expuestas al riesgo cambiario de su moneda (peso colombiano), a su vez las regulaciones cada vez mas estrictas que sobre la banca existen desde Basilea, los reguladores colombiano y panameño, permiten generar una confianza que no existe un cross border de préstamos relacionados, o están muy bien gestionados a nivel de riesgo de crédito, liquidez y diversificación geográfica y concentración por grupo económico, cuando a nivel de prestamos a corporaciones y personas se trata.

Por último podría más bien hacer una apuesta a futuro, de que estas instituciones mas temprano que tarde, van a gestionar a través del mercado de valores panameño, sendas emisiones de deuda e incluso de capital de sus operaciones dirigidas desde suelo panameño, como una manera de diversificación de sus fuentes de financiamiento, y generación de valor. Similar a lo que bancos con presencia global como Santander o BBVA han realizado en los mercados de valores locales de Méjico, Perú, Colombia y Brasil de sus filiales locales, lo cual le ha generado no solo liquidez sino capacidad de mejorar sus índices de patrimonio y diversificación de riesgos.

Es por estas simples razones, que considero que si bien legítimas las observaciones de José de que el Centro Bancario Internacional se ha regionalizado, al igual que lo son Singapur, Hong Kong, al final lo que en mi opinión le interesa a nuestro Centro Bancario es comprometerse en desarrollar con el mercado de Valores local, el Centro Financiero de la región, y atraer a las grandes Bancas de Inversión (Casas de Valores) y a sus clientes a comprar y vender títulos valores de emisores de toda la región desde la Bolsa de Valores de Panamá y su custodio LatinClear.

José como siempre mis respetos y amistad. Eres el mejor analista financiero de Panamá sin duda.

Santiago Fernández Castro

Fuente: Cafebursatil.com